Otros Objetos, la muestra de Diego Caballin en el Lozza PDF Imprimir E-mail
Escrito por MAR   
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011 12:42

 

Desde el año 1992 trabajo como docente en las ciudades Bonaerenses de Chivilcoy, Bragado y Buenos Aires, desarrollando diferentes proyectos artísticos grupales e individuales.


En esta oportunidad quiero presentarles la obra de Diego Caballin con quien trabajo desde hace tres años en mi taller en la ciudad de Buenos Aires.
Diego acaba de inaugurar en el Museo de Arte Contemporáneo Raúl Lozza de la ciudad de Alberti en la provincia de Buenos Aires su primera muestra individual. Aquí algunas imágenes y el texto que escribí para el catalogo:

 

Al jugar, el hombre se desprende del tiempo sagrado

y lo “olvida” en el tiempo humano.

Giorgio Agamben

En los objetos que el artista y diseñador industrial Diego Caballin crea y recrea, se observa una particular manera de reflexionar sobre el tiempo y la historia. Una delicada y especial tensión entre juego y rito, toma cuerpo en esta cuidada exposición que presenta el Museo Raúl Lozza.

Aquí, casi la totalidad de los objetos, variados en tamaños, diseños y naturaleza, muestra de manera clara cómo el trabajo sobre la relación entre el concepto de “carácter lúdico” y el de “carácter ritual” les imprime un sentido de inestabilidad en el desarrollo de sus cuerpos.

En ellos (por momentos y en partes) se hace manifiesta su desacralización al verlos y pensarlos como posibles “juguetes” (cuando la manipulación y la miniaturización ganan terreno) o, a la inversa, convirtiéndose en objetos de culto cuando los reconocemos en su funcionalidad y naturaleza práctico/económica, asociados al valor simbólico que estos mismos representan; o en el carácter que le aportan los elementos de origen natural como la madera, la piedra, la mica, el agua, el fuego, etc.

Frente a algunos objetos se tiene la impresión de estar contemplando piezas de arqueología que bien pudieron haberse hallado en tumbas, acompañando el viaje de difuntos al más allá. Y, frente a otros, contemplando artefactos de diseño caprichoso concebidos para el consumo de una elite exclusiva. En esta relación tensional entre el sentido de tiempo presente y el sentido de tiempo pasado, viven los objetos de Caballin.

Pero esto no se da de manera clara y nítida, sino mas bien de manera ambigua y mezclada, y es ahí, en esa mezcla, en esa “sopa,” que tanto referencia y desafía al tiempo pasado, al carácter ritual, al carácter lúdico y al presente absoluto, donde se produce el “alma” de los objetos, un alma en esencia inestable y de vuelo poético innegable.

Un “alma de las cosas” que los ubica como piezas muy representativas de nuestra actualidad en el arte objetual.

Miguel Ronsino

Invierno del 2011

 

Última actualización el Viernes, 16 de Septiembre de 2011 20:27
 

Patrocinadores

Auspiciado por:
-ESFUERZO ARGENTINO- -100% Tracción a Sangre- -AHIN co. Trabajo-